El único hombre que tienes que ser, con y sin desodorante

Axe y la masculinidad

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Se han pasado la vida diciéndote qué hombre tienes que ser; qué puedes hacer y qué no puedes hacer:
No puedes llorar, eres un hombre.
Tienes que ser fuerte, eres un hombre.
No deberías tener miedo, los hombres no tienen miedo.
Ni se te ocurra ser blando, eso no es cosa de hombres.
No vistas así, los hombres no usan ese color.
¿Pelo largo? Pareces una mujer, los hombres no llevan el pelo largo.
Eso lo tienes que superar pronto, eres un hombre.
¿Qué clase de hombre eres si no puedes beberte todo eso?
Fóllatelas a todas, demuestra que eres un hombre.
¿Te suenan estas palabras? Podríamos seguir y llenar páginas enteras.

Los mensaje sobre la masculinidad

Estos mensajes vienen de todos lados:  tu padre, tu madre, tus hermanos o hermanas, tus amigos de la infancia, el profesor, tus amigos de la adolescencia,  los programas de televisión, los anuncios, las películas, las canciones… En definitiva, hay un bombardeo masivo de ideas potentes sobre lo que significa ser un hombre en nuestro mundo. Parece imposible encontrar una trinchera en la que ponerse a salvo y así empieza el sufrimiento de los hombres.
Todos están de acuerdo en una cosa: saben cómo tienes que ser. Además, están de acuerdo en otra cosa: tienes que ser como ellos dicen que tienes que ser.
Es tan potente y persistente el mensaje que tú te lo crees y empiezas a ponerte máscaras, a dejar de ser quién eres realmente, por miedo a ser rechazado, a no ser aceptado por la sociedad.
Y es que necesitas formar parte de la sociedad, sentir que perteneces. La vida solo es muy complicada, la desconexión es dolorosa.

El hombre que tienes que ser
Lo que quieren que te creas sobre un desodorante: el hombre que te dicen que tienes que ser

Así no sale bien e historias de hace tiempo

Entonces todo se empieza a poner más difícil porque intentas ser otra persona y eso solo tiene un resultado posible: el fracaso.
Tienes una novia y no sale bien, no sabes si tienes que ser duro, sensible o qué narices hacer.
Si eres muy bueno te toma el pelo, si te pasas de malote no se lo cree o la cagas. Y con los amigos es igual, intentas aparentar, pero no te sientes bien.
Recuerdo que cuando tenía 9 años y era el cumpleaños de uno de mis amigos del colegio, ellos querían ver una película de Freddy Krueger que a mí me daba auténtico pavor. Pero claro, ¿quién sería el valiente que le diría a sus amigos imberbes que tenía miedo de ver la película del tío con los cuchillos en las manos? Yo, no. Así que vi la película (como un hombre) y tuve miedo cada vez que me iba a dormir durante los siguientes… muchos años.
Cuando llega la adolescencia y el momento de ligar tienes que demostrar tu masculinidad liándote con muchas chicas. Parece tarea difícil, pero afortunadamente existe una solución: el desodorante Axe.
¿Quién no se ha dejado convencer por sus anuncios? Solo tenías que aplicártelo y las mujeres caerían del cielo. ¡Pan comido! Yo, desde luego, me lo creía y parece que no era el único. Hace muchos años que Axe es uno de los desodorante para hombres que más vende. ¿A quién le importa lo que quieren realmente las mujeres?

axe y la masculinidad
Mi amigo Jorge y Yo cuando con 20 años de verdad nos pensábamos que un desodorante nos daba la fuerza y la capacidad para salir a ligar y tener éxito. Aquellos maravillosos años…

 
Y es que con la promesa de poder atraer fácilmente a las mujeres más bellas se venden desodorantes, coches, ropa y lo que haga falta.

Los tiempos están cambiando: una nueva masculinidad

Afortunadamente, parece que los tiempos están cambiando, que hay un poquito de luz al final del túnel. Vivimos el comienzo de una nueva eras en la que hay que reinventar la masculinidad. Hay que volver a definir qué significa ser un hombre.
Parece que hasta Axe se ha percatado de estos nuevos tiempos y va a dejarnos ser nosotros mismos. Lo dicen en su último anuncio, tenemos permiso para encontrar nuestra propia magia.
Me gustó está nueva propuesta y aplaudo la iniciativa. Además, insisto en el mensaje: encuentra tu magia, encuentra lo que te hace diferente, descubre quién eres realmente, porque ese es el único hombre que tienes que ser, todo lo demás es perder el tiempo.
Yo ya no uso AXE, ahora soy más hippy y compro desodorantes naturales. Además, no me interesa que la mujeres se lancen sobre mí por la calle ;), pero agradezco este cambio en la estrategia comercial de la marca porque el nuevo mensaje ayuda a redefinir el concepto de hombre. Y eso, amigos, nos hace libres.
Aquí os dejo el famoso anuncio que me devuelve un poquito la fe en la publicidad.

¿Y tú te crees este tipo de publicidad? Deja un comentario al respecto
Nota aclaratoria: este post no está patrocinado por Axe ni pretende fomentar la compra del producto. ¡Ponte lo que te dé la gana!

Si piensas que puede aportar valor por favor comparte este post para ayudarme a llegar a más hombres evolucionantes

OTROS POST RELACIONADOS

qué es un círculo de hombres
Círculos de Hombres

Qué es un círculo de hombres

ContenidosQué es un círculo de hombres y cuáles son todos su beneficios. ¿Qué es un Círculo de Hombres?¿Por qué se crean los círculos?¿Para qué sirven los círculos de hombres?CompartirReconocer miedos y dudasAyuda a sentirte acompañado en tus procesosFortalece el crecimiento personalRefuerza tu autoestima en momentos difícilesBeneficios de los Círculos de HombresEncontrarás a personas que te entiendanTe sentirás bien siendo

cerebro masculino
Masculinidad

CEREBRO MASCULINO:7 RASGOS PROBADOS CIENTÍFICAMENTE

Últimamente nos vienen insistiendo en que hombres y mujeres somos iguales. No quiero ni pensar cuánto dolor ha causado esta idea. Para mí siempre fue un problema cada vez que esperaba que una mujer actuara de la misma manera en que yo lo hubiera hecho en su lugar,  y eso no ocurría. Para nuestro beneficio,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para personalizar contenido y publicidad, evitar el uso de spam, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, analizar nuestro tráfico, etc. Haciendo clic en 'Acepto' consientes el uso de esta tecnología en nuestra web. Para más información consulta la Política de Cookies.