Una carta para la paz entre mujeres y hombres

carta de paz

Comparte este post

Querida mujer,
Hay quien dice que mujeres y hombres somos iguales. Otros dicen que somos diferentes.  Yo, todavía estoy haciendo mi propia idea al respecto.
Sí que hay algo que nos une a ti mujer, a mí, y a todos, y es que salimos del vientre de nuestra madre. Los primeros meses de nuestra vida, mientras nos estamos formando, permanecemos dentro y después muy cerca de nuestra progenitora durante un largo tiempo.
De pequeño aprendí a no llorar, porque “los niños no lloran”. Y a no tener miedo, porque “los hombres son valientes”. Me enseñaron que se ser un hombre era no ser muchas cosas; no ser una niña, no ser un flojo, no ser marica. Mi madre se encargó de que quedara claro que no tenía que ser como mi padre.
Pero, y entonces, ¿cómo es un hombre? Esa duda me asaltó durante mucho tiempo.
En la TV siempre dicen que los hombres somos violentos, maltratadores, insensibles, explotadores o violadores. Si eso es así, ¿quién quiere ser un hombre?
Por alguna razón que desconozco, mi alma eligió posarse en un cuerpo masculino para vivir la experiencia vital en este mundo en este momento de la historia.
Yo decidí portarme bien con las mujeres, sanar las heridas de los ancestros, tratarlas con respeto, incluso idolatrarlas.
Decidí hacer siempre lo que ellas querían. Ansiaba demasiado su compañía, su olor, su sensibilidad, pero, con todo lo anterior, no me fue muy bien.
Era como si ellas dijeran que querían esa cosa y luego, al dárselo, hicieran lo contrario. Y sufrí por amor… Y me tomaron el pelo. O, mejor dicho, yo me lo dejé tomar. Era el precio que tenía que pagar para aprender un par de lecciones.
Entonces me fui al otro extremo y jugué a ser un tipo duro y claro eso tampoco funcionó.
No se trataba de jugar a ser otra persona, se trataba de ser quién era realmente, fuera de todos los debería y las suposiciones.
Desde hace un tiempo trabajo en mi para sentir las emociones que durante años frené, para no necesitar a una mujer para descargar mi frustración, para poder tratarte como igual y apreciar también nuestras diferencias, para poder quererme a mí lo suficiente y no idolatrarte demasiado.
Me esfuerzo para amarte y dejarme amar, para ser y dejarte ser, para cuidarte y dejar que me cuides,  para escucharte y poder comunicarte lo que me ocurre, aunque me de miedo, aunque me haga sentir vulnerable. Para poder quererte por lo que eres y no por mi proyección de lo que deberías ser.
Sueño con poder amarte de manera incondicional, aceptando cada una de tus partes, tus luces y tus sombras y para eso primero tengo que encontrar ese amor en mi.
Yo quiero un mundo en el que tú y yo tengamos los mismos derechos y obligaciones y en el que también podamos disfrutar de nuestras singularidades.
No quiero mirar atrás ya que yo no soy responsable del sufrimiento causado. Quiero mirar adelante y construir una sociedad en la que cada uno ocupe el espacio que su corazón quiera y se responsabilice de su vida.
Para ello te tiendo mi mano, para que caminemos juntos en estos tiempos revueltos de indeterminación de roles y de batallas entre bandos, para que juntos aprendamos a querernos de una manera diferente, más consciente, incondicional. Pora juntos seamos más fuertes y felices y vivamos una vida llena de Libertad, Amor y Propósito.
retiro del poder masculino y femenino

Retiro para mujeres y hombres

Para aportar mi granito de arena, además de esta carta de paz,  estoy organizando con mi compañera e inspiración con todo este trabajo Laura Moreno un encuentro de Mujeres y Hombres.

DESPIERTA EL PODER DE LO MASCULINO Y FEMENINO EN TI

En ese fin de semana nos dedicaremos a sanar las heridas entre el femenino y el masculino interno y a despertar el poder de esas dos partes en ti.
Las Mujeres Que Despiertan y los Hombres Evolucionantes se unirán para crear una nueva realidad.
Si quieres disfrutar de este proceso reserva tu plaza antes de que se acaben RETIRO.

OTROS POST RELACIONADOS

Charla evolucionante

ASTIKO Y LA HISTORIA DEL TANTRA EN ESPAÑA

En este post vamos a hablar de la historia del tantra en España con Astiko López, de la cual ella es una parte importante. Contenidos¿Cómo era tantra en españa cuando empezaste?cómo conoció astiko a Osho¿Qué es para ti el tantra?¿Cómo conectar con nuestro femenino?Mira la entrevista a astiko sobre el tantra y su historia en

tantra xavi domenech
sexualidad

El Tantra como camino de Crecimiento Personal – Con Xavi Domènech

En este post vamos a hablar de El tantra como un camino para el crecimiento y el desarrollo personal, y para abordar este tema hemos invitado a Xavi Domenech, uno de los maestros del tantra más reconocidos en España e internacionalmente, y un místico contemporáneo, como él mismo se define. Contenidos¿Cuál ha sido tu recorrido

6 comentarios en “Una carta para la paz entre mujeres y hombres”

  1. Hola Fran,
    me ha gustado cómo has mostrado esa dualidad del hombre entre mostrar debilidad o bien parecer un “machomen”. En este sentido creo que esas ideas preconcebidas desde pequeño guían nuestros actos cuando somos adultos. Yo me siento identificado con esa parte, y por ello destaco la necesidad de conocerse a uno mismo, para destapar esos “miedos” e inseguridades, y mostrarnos como lo que somos tanto ante hombres como mujeres.
    Lo que identifico en mí y en más hombres es que son más fáciles las relaciones de amistad con mujeres que con otros hombres por el simple hecho de no sentirse juzgado; (no sé qué pensarás tú sobre esto.)
    Un saludo y enseguida comparto esta carta llena de intenciones en las redes 😉

    1. Hola Adri,
      Yo para mi siempre había sido más fácil relacionarme con mujeres pero desde que estoy sanando mi masculinidad es mucho más fácil relacionarme con otros hombres y además son relaciones más cercadas y sencillas que con las mujeres. En fin ambas son bonitas.
      saludos

  2. ¡Cuánta belleza! ¡Gracias por escribirnos, escribirte, algo así! Realmente a mujeres y hombres nos hace falta empezar por hacer las paces con nosotros mismos y desde ahí seguir caminando ¡feliz viaje!

  3. Hola Francisco,
    muchas gracias. Siendo mujer es un placer leerte y encontrarme cada vez más hombres que se atreven a mostrar su vulnerabilidad, a tomar conciencia de nuestras diferencias y aspectos más parecidos, y a caminar con la mente y el corazón abiertos para aprender juntos, hombres y mujeres. Tuve la oportunidad de ver alguna de vuestras entrevistas en el congreso, y es verdaderamente un placer, me llega una belleza y un amor brutal. Yo como mujer, también estoy evolucionando al lado de mi compañero Luis y de los hombres bellos que me encuentro en el camino, y me siento muy agradecida por ello. Porque siento que yo también sano cuando os veo irradiar tanta luz y tanta autenticidad. Así que muchas gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies para personalizar contenido y publicidad, evitar el uso de spam, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, analizar nuestro tráfico, etc. Haciendo clic en 'Acepto' consientes el uso de esta tecnología en nuestra web. Para más información consulta la Política de Cookies.